Impunidad, el sello del gobierno de Villegas

Aispuro sigue sin ser enjuiciado por el quebranto financiero

Local 24 de julio de 2023 Jesús Marín

web impunidad

La mayor cualidad del gobierno de Esteban Villegas es la impunidad. Es la total ausencia de justicia. La absoluta carencia del Estado de Derecho. Su gobierno es una pequeña y mediocre dictadura. Una corte de bufones, aduladores y una prensa vendía y prostituida. Un hijo del que fuera un gran periodista, ahora ya maiceado y fiel creyente del sistema, es su jefe de prensa. Un secretario de cultura que viola la ley estatal de cultura, al ocupar un puesto de cual no cumple ni con los mínimos requisitos. Un nefasto secretario de Educación con antecedentes penales, ex presidiario. Este es un gobierno de ineficientes y saqueadores. De amiguismo y lazos consanguíneos.

La política de Villegas es el nepotismo, la prueba clara es su primo Lauro Arce, nombrado como director de espectáculos, ferias y corredor, sin otra virtud que ser su primo hermano.

Por ello, es una burla la noticia que cae un pez pequeño, de esos sin importancia, en el desfalco a los duranguenses, en las transas de Aispurio y su cartel de mafiosos, por los 25 mil millones de pesos que tiene a Durango en la miseria y a punto del quiebre financiero.

El detenido es Alberto Bastamente, sub secretario de Egresos de Finanzas, pero ya duerme en su casa, logra amparo y evita la prisión preventiva. Villegas ni por asomo, por no dejar, no dicta una orden de aprehensión contra el exgobernador Aispurio por su mal gobierno, por su corrupto gobierno, por su mafioso gobierno. Por haber desfalcado al pueblo de Durango con un mega fraude por mas de 24 mil millones de pesos. El desfalco más cuantioso en la historia de las arcas del erario duranguense. Desfalcó a todos, a empresarios, sindicatos, a la UJED, a la señora que vende tamales. Y el gobernador Villegas nada más sigue de pendejo y cobardica.

Ya se vio que la prioridad de Esteban es la cantada. No gobernar a Durango. No sacar de la pobreza y del desamparo a Durango. Le interesa la cantada, ya se vio el primer día de la feria, subiéndose al foro a cantar con Julión ¿Qué chingaos tiene que hacer el máximo funcionario del gobierno cantando? ¿Para eso se le paga? El priísta resultó igualito que Enríquez cuando se puso la camiseta del Cruz Azul o se subió a un ring de lucha libre.

La Revista de La Araña Teje en una nota del 15 de julio denuncia: “Una vez más se confirma que Durango es la tierra de la impunidad, esto se ha comprobado una, dos, tres sexenios.

“Por lo pronto el pez grande que supuestamente dormía en el Cereso N° 1 llamado Alberto Bustamante Curiel, que según el cártel del chayote nos informaba diciendo que estaba detenido por el saqueo que hizo al Gobierno del Estado de Durango. El funcionario que alguna vez estuvo “laborando y saqueando el erario” en el gobierno del tristemente celebre priísta del PAN José Rosas Aispuro Torres, para no variar logra un amparo contra la prisión preventiva. Alberto Bustamante Curiel, el chico ya duerme placenteramente en su casa y seguramente está viendo las noticias con una sonora carcajada”

No es de extrañar esta impunidad, esta falta de ley, la absoluta falta de estado de derecho, en casi once meses el gobernador Villegas ha demostrado que el sello de su gobierno es la impunidad. Es el sometimiento al gobierno federal, al no tener Durango billete y sí deudas y desfalcos.

Esteban Villegas es cómplice de Aispurio. Villegas protege y ampara a Aispurio. Lo cuida. Le canta canciones de cuna para arrullar a la rata wera. El sensible cantante que se cree gobernador pero que sí cobra como tal, se hace pendejo con los desfalcos de exgobernador panista. De su señora Elvirus.

Para el gobernador Villegas, los Aispurios son intocables, porque sabe que dentro de seis años él será el acusado de transas, desfalcos y raterías, protege su trasero a cinco años de terminársele el poder absoluto sobre los duranguenses. Desde hoy Villegas se blinda por las futuros acusaciones de desfalco y robos que habrá al final de su sexenio. Y no puede sentar el precedente de juzgar a un exgobernador. Se protegen entre ellos, así lo hizo Ismael, Jorge Herrera, el mismo Aispurio protegió a Herrera Caldera, pese a su promesa de campaña de meterlo al bote, por ello Villegas actúa así.

Así que las fiscalías, la del estado, la de anticorrupción, puede anunciar lo que sea, pero mientras no agarren y acusen al de Tamazula. Seguiremos jodidos y maiceados con ferias con cartelera de estrellas apagadas y rucas.

Al pueblo, circo, maroma y cantada. Se extrañó a su primo en la cantada. Híjole un trío, golosos. ¿Sería esa la gran sorpresa que hará de esta feria, la madre de todas las ferias?

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email